domingo, 27 de enero de 2013

Geoda de las Cuchillas

Bueno, en esta nueva entrada les hablaré sobre una geoda encontrada por mí hace ya meses en una zona de esta isla. Salí de mi casa por la mañana con destino a un yacimiento que ya había visitado en otras ocasiones con el fin de encontrar más material para intercambios o para encontrar alguna novedad (aunque dudaba que fuera a encontrar algo nuevo por allí). Al llegar, empecé a recorrer la zona por los alrededores de donde había encontrado anteriormente piezas buenas, pero no encontré nada que mereciera la pena, solo algunos pequeños cuarzos y calcedonias. Seguí caminando por el yacimiento con la ilusión de encontrar algo bueno o diferente pero lo único que hice fue caminar cargado con mi mochila y con algunas piezas ''pasables'' que iba encontrando en las paredes de mi ruta. Al ver que no encontraba nada y que ya tenía que volver a casa, decidí pasar primero por una pequeña geoda que había descubierto hace mucho tiempo en la cual recordaba que quedaban unas pequeñas calcitas por sacar. Una vez en la geoda, comencé a picar para sacar los restos que quedaban en ella y de repente.....¡PUM! se caen unas cuantas rocas de la pared donde estaba indagando y en la geoda donde solo quedaban unos restos de calcitas mal formadas y dañadas aparecen unas preciosas calcitas en formación de escama.

Muy ilusionado por el hallazgo, empecé a sacar las piezas de la geoda y a picar por los lados para ver si dicha geoda podría ser más grande y tener más piezas. Seguí y seguí hasta que pasó de ser una geoda pequeña y mala a una fantástica geoda de casi 1 metro de ancha. No podía creer lo que había descubierto en ese lugar, saqué unas piezas buenísimas y de gran tamaño como se puede apreciar en las fotos, con grandes cristales de calcita en escamas bien formadas con inclusiones de barita amarilla.



Sin duda es uno de mis mayores descubrimientos en la isla, ya que piezas así y geodas así aquí son muy raras de encontrar. El nombre de ''Geoda de las Cuchillas'' se lo puse yo debido a la formación de las calcitas que parecen cuchillas y sin duda lo son puesto que al extraerlas de la geoda me corté en varias ocaciones las manos.

Bueno, espero que les haya gustado este pequeño resumen de mi hallazgo y las fotos, y sobre todo que hayáis disfrutado como yo de este fantástico descubrimiento. Como final destaco que la moraleja de esta historia es que: ¡Nunca te rindas, quien la sigue la consigue!
Saludos a todos.

2 comentarios:

  1. ¡Qué bonitas! Enhorabuena campeón.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias Agustín! la verdad es que saqué bastantes piezas muy buenas.

    ResponderEliminar